miércoles, febrero 01, 2006

Guía del ingresante al CBC II

5 cosas que amo de la FADU:

1- La gente. Por más que hay una frivolidad típica de los ambientes de diseño, en lo que se refiere a encuentros cercanos hay gente muy copada siempre, dispuesta a ayudar, a saludarte, a intercambiar un chiste, a compartir un trámite... La gente suele ser muy amigable, y por más que obviamente se armen subgrupos (somos como 200 personas por curso), está muy buena la amabilidad y el compañerismo. Ni hablar del intercambio cultural, muchísimos estudiantes vienen de otras provincias y se hace muy copado el ida y vuelta.

2- El edificio. Un shopping de diseño! Librerías (de papeles y de libros), cybers, gráficas, biblioteca, exposiciones que cambian permanentemente, cafeterías (sí, varias), stencils en todas partes, dibujitos de anime en el baño... Es un poco chocante para el pobre niño de 18 años que llega a ese pequeño (o no tan pequeño) submundo. Pero una vez que te aclimatás... es genial!

3- La informalidad. Así como critiqué la informalidad por parte de los profesores en el post de ayer, he de admitir que esto tiene sus beneficios. Porque claro, si ellos son informales, nosotros aún más! Es cierto que la facultad es otra cosa, es mucho más libre, pero queda mucho peor salirte de un aula de 30 personas a tomar café que salirte de un aula donde hay más de 200... es más, se agradece la cuota de aire! La libertad es absoluta. Es perfecto.

4- La cafetería de la Planta Baja. Sí sí, ésto merece un apartado. Dios mío... las anécdotas que hay ahí adentro! Y me sorprendió que no sólo es el lugar favorito de nuestro grupete sino de muchísima gente también. No es como el patio de comidas de un shopping, no, no va a venir un tipo de seguridad a pedirte que consumas algo, sino que podés sentarte ahí tranqui con tus amigos y todos felices, mientras esperamos la nota de proyectual.

5- Que es la vida real. Que la burocracia sea terrible, que haya partes del edificio que se cae a pedazos, que haya que hacer filas para todo, que tengas que preguntarle a 20 personas si tenés que hacer algún trámite más (sí, siempre hay uno más)... Ese es el caos de la vida real! Y eso es lo más positivo que le encuentro a ir a la UBA. Colectivos llenos (en mi caso, debo hacer combinación -encima!), profesores anarquistas, carteles de todos los partidos políticos... Todo ese merengue en el momento molesta, pero pensándolo en frío, el mundo de afuera también está así, y eso no hay nadie que te lo pueda enseñar, lo tenés que sufrir en carne propia para aprender a manejarte en ese mundo, en el cual nadie vela por vos sino vos mismo.

Próximo capítulo: Top 5 ---> Materias del CBC.

See you later.

2 comentarios:

Psycho Soldier dijo...

amo el jugo Citric de planta baja
y el Chocolate caliente de maquina con azucar extra y un Brownie en 2 piso, ah y la sensacion pos-entrega, antes del sindrome de "que me abre sacado"

nuestro pabellón es lo mas no se puede comparar con el 2do, sabado 9 AM, Filosofia, parece muerto, una tristeza, a mi tambien me cambiaron de aula por el acido, pero a la de al lado, donde aparentemente igual caia

nos leemos

Carlita! dijo...

thanx por el comment, bro
me alegra que haya más gente que opine como yo! wheeee!