jueves, julio 12, 2007

Arctic Monkeys & otras yerbas



No sé por qué, pero cuando me topé con esta foto de los Arctic Monkeys en la revista Rolling Stone de Junio... No pude evitar quedarme unos minutos reparando en ella.
Es una foto sumamente sencilla, sin muchas pretenciones más que una linda estética. A simple vista. Pero mirándola más de cerca, analizándola, me cautivó por completo la expresión del pibe del buzo a rayitas, la autenticidad de esa carcajada y la complicidad del resto de los chicos de la banda entre sí. Me encantó el momento que supo retratar el ojo del fotógrafo (por ahora para mí, anónimo).
Es tan precisa que puedo imaginarme tranquilamente las risas entre todos, quién sabe por qué razón...
Al fotógrafo... sencillamente un aplauso de mi parte. :)

Una pena que esta es la mayor resolución que conseguí en mi búsqueda en internet. Si alguien la consigue en un tamaño más feliz, porfa que me avise.

Con respecto a la facu, ayer tuve la entrega de mitad de año de Pescio 2. Creo que me fue bien, espero al menos aprobar. (Tuve que rehacer 1 entrega y media, espero haber acertado en lo que hice). Actualmente me encuentro trabajando 9 horas por día y haciendo solamente esta materia (antes cuando trabajaba 6 horas hacía Wolko 2, pero cuando entré al trabajo nuevo la dejé).
Decidí tomarme las cosas más tranquilas, porque comenzar un trabajo nuevo es para mí un trastorno... aprender códigos nuevos, encontrar tu lugar nuevamente, abrirte camino y tener que acostumbrarte a un día a día distinto. Y ahora que estoy más tranquila, con la entrega fuera de mis hombros, es que quiero recomendarle a todos los universitarios, que puedan darse el lujo, en algún momento, de aflojar las rodillas y descansar.
Descansar puede traducirse de muchas maneras. Lo que a mí me está resultando, y me relaja enormemente, es darme el lujo de agarrar el teléfono y llamar a mis amigos, para ver cómo están. Y sólo con hacer esa pregunta, un "¿cómo estás?" sincero, es sorprendente lo que pasa.

Los invito a hacer la prueba.

Bajarnos de la locomotora, bajar un cambio y tomarnos unos minutos para escuchar.

3 comentarios:

Daniela dijo...

Hola a todos! Hacía rato que no dejaba un comment... y un post, menos que menos... Aunque no dejo de leerlos. Con respecto al consejo Carli, ya lo estoy aplicando. Y qué bien se siente... :D

GaBY dijo...

es cierto
es dificil retratar un momento espontaneo
pero quedan tan lindos...


es cierto
buen consejo ese

saludos!

niñoespina dijo...

Recomiendo tomarse la carrera con felicidad. Durante mis primeros años me volví completamente loco, mal eh, re loco, eh, eh.
En fin, odié la carrera, cuando en realidad la estaba arrastrando.
Nadie te corre para que te recibas.

niñoespina